investigación de arte : jardines coreanos

Cuando la naturaleza y el arte se conjugan

Meites Arts presenta una investigación artística sobre los imponentes jardines coreanos. Una maravillosa obra de arte que conjuga naturaleza y talento. Descubre estos increíbles jardines a través de una nota repleta de imágenes simplemente imperdibles.

Registrate y expone tus cuadros, publica tus poesías, cuentos, fotos artísticas. Es gratis y es muy fácil. Click aquí para registrarte.

Visita la galería de imágenes de los Jardines Coreanos que hemos recopilado para esta investigación.


La naturaleza, más viva que nunca

La naturaleza siempre ha sido considerada como un elemento importante en la arquitectura coreana. En los tiempos pasados, los artistas difícilmente intentaban resistirse a o competir con el medio ambiente natural, y buscaban más bien armonizar sus obras de arte con el entorno natural.

Así sucedió también con el diseño de los jardines tradicionales en Corea, donde se acentúan las diferencias en la filosofía artística general de las tres naciones del este asiático, China, Japón y Corea.

Las cuatro estaciones bien definidas de Corea y sus alrededores naturales, tales como ríos, mares y montañas dieron origen al respeto por la naturaleza.

“Los coreanos al vivir en este magnífico medio ambiente natural, siempre han sentido el ritmo de la naturaleza y la han aceptado tal como es, no necesitando desarrollar ninguna fórmula particular para los jardines”, señala el historiador de arte Heo Kyun, autor del libro titulado “Korean Gardens Where Literati Noblemen Strolled” (“Jardines coreanos donde pasearon nobles cultos”).

Por ejemplo, los jardines coreanos tradicionales tienden a incorporar el medio ambiente natural, los árboles, las piedras y arroyos, como sus elementos básicos, a un punto tal que parece no haber límites entre los alrededores naturales y el jardín diseñado por el hombre.

Basado en esta filosofía centrada en la naturaleza, el diseño del jardín coreano fue enriqueciendo su simbolismo con la introducción de ideas extranjeras, como el Confucianismo, el Taoísmo y el “pungsu” (“fengshui”), el antiguo arte de ubicar en forma armoniosa los objetos.

Construido por los nobles cultos confucianos, el jardín de estilo “byeolseo-jeongwon” fue diseñado para reducir los deseos seculares de fama y riquezas y ayudar a la meditación para buscar la felicidad fundamental.

En este tipo de jardín, se construía un pequeño estanque como una forma de purificar las mentes de los visitantes y serenar sus confusas emociones. Es por eso que el término “sesim”, o purificación de la mente, con frecuencia formaba parte de los nombres de los estanques o de los pabellones al aire libre cercanos.

Otro tipo principal de jardín coreano es el del estilo “bangji-wondo-hyeong”, que presenta un estanque rectangular, una pequeña isla artificial en el mismo y colinas montañosas alrededor – con una clara influencia de la espiritualidad taoísta y de las enseñanzas confucianas.

Este estilo representa ideas sobre el instinto humano y el universo. Las montañas de tres picos que lo rodean significan la inmortalidad de acuerdo a los preceptos taoístas. Las rocas representan el poder. Una estatua de un pez carpa expresa un deseo personal de triunfar en la propia carrera, en tanto que los árboles gingco se relacionan a enseñanzas y virtudes confucianas.

Fuentes de la investigación:

Core Hoy – Portal

http://www.coreahoy.net

Leave a Reply