jamjames corbett utiliza restos de autos antiguos de los años ’50 y ’60

Este es el hombre que convierte piezas de automóviles desguazados en esculturas por valor de miles de dólares. El artista australiano James Corbett, de 46 años, crea estas esculturas utilizando piezas de coches antiguos rescatados de desarmaderos.

Regístrate y expone tus cuadros, publica tus poesías, cuentos, fotos artísticas. Es gratis y es muy fácil. Click aquí para registrarte.

Disfruta la galería de imágenes:

Una de las piezas, un carnero hecho de bujías de encendido, se ha vendido por la friolera de 23.000 dólares.
Sus esculturas están hechas de engranajes, radiadores, bujías, escapes y cualquier cosa que el artista pueda conseguir.
Luego de pasar semanas dedicado a buscar las piezas adecuadas, James limpia meticulosamente cada parte y las suelda entre sí.
Dice: “Yo estaba trabajando en un depósito de chatarra y un tipo que conozco, que corría carreras de stock cars, me mostró un trofeo que había ganado hecho con palancas de cambios. Lo miré y pensé que yo podía hacer un trabajo mucho mejor así que comencé a hacer mis propias esculturas”.
“Después de un tiempo, la gente empezó a interesarse más y más en lo que estaba haciendo y ahora lo hago para ganarme la vida; es un sueño hecho realidad”.
“En promedio, cada pieza lleva un poco más de dos semanas de trabajo, pero las piezas más grandes pueden tomar mucho más tiempo”, dice.
Corbett vive en Ningi, en Queensland, Australia, con su esposa Jodie.
Las esculturas utilizan piezas de autos antiguos; los autos franceses y británicos son los favoritos de James para recuperar.
James dice que la soldadura y la escultura de las piezas no es la parte que consume más el tiempo del artista. “A menudo, la parte más larga del proceso es encontrar las piezas viejas adecuadas para la escultura”.
El escultor está exhibiendo su trabajo en la Galería John Davies en Moreton-in-Marsh, Gloucestershire, Inglaterra, hasta el 19 de diciembre.
“Mis dos piezas favoritas que he creado para esta exposición son el carnero y el jabalí”, dice.

Una de las piezas, un carnero hecho de bujías de encendido, se ha vendido por la friolera de 23.000 dólares. Sus esculturas están hechas de engranajes, radiadores, bujías, escapes y cualquier cosa que el artista pueda conseguir.  Luego de pasar semanas dedicado a buscar las piezas adecuadas, James limpia meticulosamente cada parte y las suelda entre sí.

Dice: “Yo estaba trabajando en un depósito de chatarra y un tipo que conozco, que corría carreras de stock cars, me mostró un trofeo que había ganado hecho con palancas de cambios. Lo miré y pensé que yo podía hacer un trabajo mucho mejor así que comencé a hacer mis propias esculturas”. “Después de un tiempo, la gente empezó a interesarse más y más en lo que estaba haciendo y ahora lo hago para ganarme la vida; es un sueño hecho realidad”. “En promedio, cada pieza lleva un poco más de dos semanas de trabajo, pero las piezas más grandes pueden tomar mucho más tiempo”, dice.

Corbett vive en Ningi, en Queensland, Australia, con su esposa Jodie  Las esculturas utilizan piezas de autos antiguos; los autos franceses y británicos son los favoritos de James para recuperar. James dice que la soldadura y la escultura de las piezas no es la parte que consume más el tiempo del artista. “A menudo, la parte más larga del proceso es encontrar las piezas viejas adecuadas para la escultura”  El escultor está exhibiendo su trabajo en la Galería John Davies en Moreton-in-Marsh, Gloucestershire, Inglaterra, hasta el 19 de diciembre. “Mis dos piezas favoritas que he creado para esta exposición son el carnero y el jabalí”, dice.

Leave a Reply